Alfredo Goloso y Ramón Travieso eran los mejores electricistas de toda Extremadura, aunque ello no les impedía tomarse frecuentes descansos en su jornada laboral para dar rienda suelta a sus sentimientos.
La frase preferida de Ramón, pronunciada mientras se llevaba la mano a la entrepierna, era: “tú que entiendes de electricidad, mira a ver si esto es corriente”. Y ya estaba liada…

FiN.

https://elcapitancarallo.com/category/cronicas-pasmosas/